Facebook Twitter
cronostrader.com

Pros Y Contras De Penny Stock

Publicado en Marzo 10, 2024 por Charles Varma

La inversión en acciones de Penny está destinada a ser riesgosa, y por esa razón una posible solución para obtener rendimientos guapos. Todo depende de qué tan bien alguien elija su cartera de stock de centavo. Cuando puede detectar el potencial de las acciones infravaloradas, podrían crecer para ser una posible mina de oro para usted personalmente. Sin embargo, incluso puede encontrarse perdiendo la camisa en caso de que de alguna manera lea mal la pequeña impresión de cualquier movimiento de mercado ascendente en acciones muy baratas. En este contexto, los inversores sin duda serán bien aconsejados para lograr una investigación sobre las posibles acciones muy baratas antes de invertir en su dinero.

Los inversores potenciales de acciones muy baratas pueden simplemente oler fraude si implican algún sentido del funcionamiento de los mercados de divisas. Supongamos que un inversor realmente quiere comprar un en particular, entonces debería echar un vistazo para obtener la historia reciente del movimiento del mercado por la razón de esa acción en particular. Si esa acción estaba latente antes y comenzó a aumentar demasiado de repente sin el cambio significativo en los conceptos básicos de la compañía relacionada.

Conocer los desarrollos más recientes en el plan de negocios y el desempeño financiero de la empresa puede ofrecer información sobre si el movimiento repentino es espontáneo o tal vez una consecuencia del aparejo de algunos intereses creados. A veces, los estafadores compran una acción de centavo en cantidades de buen tamaño y difunden murmullos positivos sobre la compañía relacionada para poder aumentar el precio de compra. Luego se benefician del estado de ánimo de los inversores eufóricos en un mercado de capitales en aumento. Entonces, cuando el stock de Mark luego alcanza alturas anormales, simplemente salen, dejando a los tardíos inversores para llevar la lata.

Cuando esto sucede, la oportunidad es que un inversor crédulo eventualmente perderá mucho. Otro riesgo es que después de quemarse los dedos tanto en un centavo, el inversor puede comportarse más tarde como alguien "una vez mordido, dos veces tímido" en lo que respecta a los mercados de valores.